Instalaciones

Nuestras Instalaciones

El espacio de construcción de la Bóveda es de 12m x 13m aproximadamente. La distribución espacial se divide en una entrada escalonada de descenso que aterriza sobre una pequeña explanada con cielo abierto de 5m x 5m. Al fondo a la izquierda de dicha explanada, se encuentra la puerta de ingreso bajo los jardines.

Al ingresar al área techada, se encuentra una pequeña área de exhibiciones  con 3m x 6.50m, en el que se muestran copias a escalada de 1 a 1 de una selección de documentos que se resguardan en el área de conservación, con la intención de compartir los contenidos con el público no especializado y exhibir algunas piezas escultóricas de Jesús F. Contreras, que forman parte de la colección del acervo de la UAA.

Adjunto, se encuentra la recepción de 2m x 2.5m, en donde se realizan trabajos de oficina y se recibe al público y usuarios especializados.

Sala de cotejo, clasificación y catalogación, así como área de consulta e investigación de los fondos físicos o digitales. Espacio con una dimensión de 4m x 3.50 m. Sitio en el que se realizan visitas guiadas.

Área de pre-bóveda, de 2.50m x 2m, cuenta con dispositivo de control de acceso digital, espacio en el que se deja descansar durante un día los documentos antes de entrar o salir del área de conservación.

Bóveda o área de conservación, de 7m x 6m, cuenta con equipo de control climático sofisticado con la capacidad de autorregulación, fluctuando entre los 45% y 55% HR, y los 12°c y 14°c, además equipada con estantería móvil  que se recorren sobre un doble riel que permite la generación de pasillos internos para maniobrar y ordenar las cajas de archivo.

Dentro de los tres fondos resguardados en la estantería, se conservan, en conjunto, aproximadamente 5,000  documentos entre series fotográficas, series documentales, objetos etnográficos que ocupan alrededor de un 10% de la capacidad total de recepción de la estantería.

También, fuera de la Bóveda, contamos con mamparas  de acero inoxidable con lonas de 1.50m x 1.50m, distribuidos en los andadores del campus, que nos permiten publicar información de los acervos.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Partituras y discografía

Alfonso Esparza Oteo nació en la ciudad

de Aguascalientes en 1894.

Es admirado y reconocido como compositor

e intérprete, y por una vida dedicada

a la música.

Formó parte de una importante

estirpe musical como alumno de Manuel M. Ponce

y de la corriente del Nacionalismo Musical Mexicano.

 

Consagró su carrera al rescate, arreglo y difusión

de la música tradicional mexicana.

Sus composiciones recorrieron los géneros

de tango, bolero, vals, fox-trot, ranchera,

canción mexicana, y más.

Fue un personaje fundamental en la construcción

de la industria fonográfica, que publicó la mayoría

de sus grandes éxitos tales como:

“Un viejo amor”, “Dime que sí”, “La chancla”,

“Déjenme llorar”, “Íntimo secreto”, “Y por esa calle vive”,

“La rondalla” y “Colombina”.

 

Entre sus creaciones

también se cuentan:

“Albur de amor”,

“Te he de querer”,

“El quelite”,

“Mañanita fría”,

“Trigueña de mis amores”,

“Pecadora”,

“Canción del corazón”,

“Tehuana”,

“Un cruel puñal”,

“Las tres hermanas”,

“Canción de amor”,

“Ojos gitanos”,

“Plenitud” y “Limoncito”,

entre muchas otras.

El Dr. Pavel Granados, apunta:

 

“Cada canción que Esparza Oteo escribía aparecía

publicada y se vendía en todos los repertorios de música

en forma de partitura, las cuales en la época eran coloridas,

estéticamente engargoladas, y con portadas ilustradas

por famosos caricaturistas y artistas tales

como la figura de Andrés Audiffred.”

Canción de amor

Compuesta colaborativamente por Alfonso Esparza Oteo y Antonio

Guzmán Aguilera (1921) en el género musical de foxtrot.

 

Esta canción ha sido interpretada por las voces de Gastón Flores,

 José Moriche y Antonio Aguilar, entre otros artistas.

Limoncito

Composición popular mexicana que cuenta

con un aproximado de doscientas versiones.

Aunque originalmente circulaba como dominio público,

Alfonso Esparza Oteo la adoptó e hizo arreglos en su misión

de rescatar las canciones típicas mexicanas.

 

Destaca la grabada por Guty Cárdenas y Jorge Añez en 1928.

También la interpretaron otros como el Trío Garnica Ascencio

y los cantantes Lucha Moreno y José Juan, entre otros.

Mi viejo amor

Es una de las composiciones más famosas de Alfonso Esparza Oteo.

El triunfo de ésta trascendió las fronteras mexicanas, fue traducida a varios idiomas

con gran éxito en países como Alemania, Italia y Portugal, entre otros.

 

Con la letra de Adolfo Fernández Bustamante, esta canción ha sido inmortalizada como

una de las obras maestras de Esparza Oteo. La partitura de “Mi viejo amor” fue impresa

en 1923. Su título inicial fue “Mi viejo amor” y parece que en 1927 cambió a “Un viejo amor”.

Mañanita fría

En este tango Esparza Oteo mostró su capacidad para componer en

distintos géneros musicales. Con letra de Gustavo Hoyos Ruiz,

esta canción es particularmente reconocida en la versión interpretada

por Pilar Arcos en 1930, por sus notorios arreglos vocales.

 

Existen interpretaciones anteriores como las de Margarita Cueto (1926),

Ángel R. Esquivel (1926) y Juan Pulido (1927).

Colombina

Es un fox-trot reconocido primordialmente por su valor instrumental,

que ha sido grabada múltiples veces sin acompañamiento vocal.

Esta obra permite apreciar la proeza musical de Alfonso Esparza Oteo.

 

Entre sus intérpretes se puede mencionar a La Orquesta Internacional

(1922), Esmeralda, y Guillermo Álvarez y su Cómoda de Alambres.

Un cruel puñal

Es una de las primeras canciones que compuso Esparza Oteo cuando comenzó a  

trabajar para la casa productora Wagner. Esta composición es reconocida por la

interpretación de Guty Cárdenas cantando con Tomasita Núñez al son

de las guitarras y mandolinas (1920s). Otra importante interpretación

es aquella hecha por Tehua y Oscar Chávez (1977).

Canción del corazón

Es una muestra más del repertorio de géneros en la trayectoria musical de

Alfonso Esparza Oteo. Representa al género ranchero, y entre las interpretaciones

más reconocidas se encuentra la de Las Hermanas Huerta, quienes grabaron un

disco conmemorativo en homenaje a Esparza Oteo (1964) en la que se incluye dicha

canción. Entre los intérpretes también se encuentran Luis Pérez Meza,

María de Lourdes y la Rondalla de Saltillo, entre otros.

Alfonso Esparza Oteo murió en la Ciudad de México en 1950.

Departamento de Archivo General e Histórico/ Archivo Histórico UAA

Fondo Alfonso Esparza Oteo/ Bóveda Jesús F. Contreras

Curaduría: David Varela Ochoa

Diseño: E. Rafael Durón Badillo

Soporte audiovisual: Edgar Luna y Pedro Hernández Varela

Edición de Pista Musical : J Concepción López Chávez

00:00
  • Colección de Audios 00:00