Documento del mes de Noviembre de 2016

Imprimir
Categoría: Noticias
Fecha de Publicación
Escrito por Universidad Autónoma de Aguascalientes Visitas: 1035

Jesús Contreras en su lecho de muerte

Fondo fotográfico de Jesús F. Contreras No. 1761

 

Con motivo de la conmemoración de los difuntos en este mes de noviembre, se recuerda la muerte de Jesús Fructuoso Contreras Chávez a través de la imagen que se preserva en la Bóveda, publicada en el semanario El Mundo Ilustrado el domingo 20 de julio de 1902 intitulada “Jesús Contreras en su lecho de muerte” realizada por José María Villasana Carballo[1] con fecha del 13 de julio del mismo año. La Imagen muestra el cuerpo sin vida del gran escultor, quien falleciera víctima de una terrible enfermedad a la edad de 36 años el 13 de julio de 1902.

 

En la biografía escrita por su hijo Carlos Contreras Elizondo menciona las palabras de Luis G. Urbina “Jesús Contreras está alegre, sin embargo ha sufrido mucho, está enfermo, lleva su brazo derecho herido de muerte.”[2] La cirugía en la que perdió el brazo se realizó el 24 de junio de 1898 por el célebre cirujano francés Tillot en el hospital La Casa de la Salud de los Padres de San Juan de Dios en París,[3] momento en el que su esposa Carmelita recibe la dolorosa noticia de que Jesús sólo viviría cuatro años, presagio que se cumplió con exactitud.

 

El Dr. Manuel Flores amigo cercano de Jesús Contreras, escribe un artículo sobre la Malgré Tout publicado también en el Mundo Ilustrado del 30 de septiembre de 1900 “Cuando Contreras entregó su mano secular de la cirugía; cuando para conservar su vida a la esposa y a los hijos sacrificó su labor y sus capacidades de trabajo; cuando escultor se dejó mutilar y privó a su mente de la facultad de ejecutar sus concepciones, libró los más amargos cálices, sufrió los más rudos tormentos, se midió cuerpo a cuerpo con los más crueles obstáculos”.[4]

 

Su esposa Carmelita, sus hijos Carlos, María Teresa y Rubén fueron los testigos más cercanos del dolor y la agonía de Jesús “Los últimos meses de su vida: los primeros del año de 1902 fueron de un sufrimiento intenso para él” hasta que llegó el fatídico día  “el 13 de julio… su muerte…Si sus amigos –en vida de Contreras—le dieron siempre afecto y admiración y correspondieron a su generosidad y a su amistad siempre leal y sincera la hora de su muerte dejaron que se desbordaran sus corazones e hicieron que muchas lágrimas de tristeza y de dolor fueran el marco o el fondo de la terrible tragedia de su muerte que condensa el amor que él supo inspirar y cultivar en sus amigos.[5] Y en todos quienes lo conocieron.

 

Lic. en H. María del Pilar López Delgado



[1] Colaborador de la revista, como parte de los artistas que realizaron el diseño gráfico del semanario, ya que además de hacer las carátulas y portadas, diseñaron los cabezales de las diferentes secciones e ilustraron las noticias, cuentos o poemas. (La identificación de los artistas fue posible gracias a que en numerosas portadas, dibujos o cabezales la administración del semanario les permitió firmar sus trabajos). Alfaro Cuevas Martha Eugenia, Revisión histórica del semanario El Mundo Ilustrado (1894-1914), en sus diez etapas, a partir del análisis de sus carátulas y portadas. Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de las Artes Plásticas del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura. http://148.206.107.15/biblioteca_digital/articulos/11-678-9814wyy.pdf

[2]Luis G. Urbina también le dedicó unas líneas a Contreras y a su exposición de Terracotas, Contreras Elizondo Carlos, Biografía de Jesús F. Contreras, Bóveda Jesús F. Contreras, Fondo documental, FJFC No. 339,  p. 61

[3] Ídem. p. 44

[4] Ídem. p. 68

[5] Ídem. p.p 71 y 72

Copyright © 2017 Bóveda Jesús F. Contreras - Universidad Autónoma de Aguascalientes.